Enamorada hasta la médula

10 de Diciembre de 2016 |   0 Comentarios

Hace unos meses conocí a un chico por redes sociales. Me agregó a su lista de amigos, empezamos a hablar y me he enamorado hasta la médula. Nos separan 400 km. Ambos sentimos una atracción física brutal, nos gustamos, pero él tiene pareja. No soy de estar con alguien que tiene pareja. Yo le pregunto muchas veces que si no tiene miedo de que su novia le pille los mensajes o llamadas y él me dice que no sabe qué le pasa conmigo y no puede evitar la atracción que siente por mí. Solo nos hemos visto físicamente una vez y los dos estábamos como si fuera nuestra primera cita, súper cortados. En fin, que no puedo dejar de pensar en él. Mi miedo es engancharme mas, que un día quedemos y surja algo mas. Yo sabría cómo actuar ya que vengo de una relación muy larga y con un final duro para mí. ¿Qué puedo hacer? Este chico me encanta y la distancia no supondría un problema ya que no me importaría trasladarme a su ciudad.

Responde: Sandra Borro

Está claro que estás enamorada y que incluso estarías dispuesta a cambiar de ciudad para iniciar una relación con él. El problema aquí es que no está claro qué es lo que él espera de esta relación y es algo que necesitas saber antes de que seguir haciéndote ilusiones. Si tiene pareja y está bien con ella, ¿por qué la engaña contigo? Si está mal con ella, ¿por qué no la deja para empezar a conocerte sin tener que esconderse? Cuando uno está enamorado sueña e imagina estar al lado de la persona a la que ama y podríamos pasarnos todo el tiempo a su lado, olvidándonos de nuestras propias necesidades. Por estas razones el enamoramiento se considera un estado de locura transitoria y sólo puede durar temporalmente porque uno dejaría de vivir para sí mismo para dedicarse por completo al otro. Después del enamoramiento se inician otras fases del amor, que te permiten construir una relación con la otra persona y en la que puedes verle como a un compañero con el que compartir la vida diaria. 

Entre vosotros hay enamoramiento, química y atracción física, pero la atracción no siempre se transforma en amor. Si no surge un vínculo amoroso que permita un proyecto de futuro común, es mejor que cortes todo contacto con él hasta que recuperes el control de tu propia vida emocional. Tal vez él necesite un tiempo para decidir qué quiere hacer, pero si sigues en contacto con él, aún sabiendo que tiene otra pareja, es posible que sencillamente evite o postergue indefinidamente el tener que tomar esa decisión.


Introducir comentario


*
*
*
(máximo 700 caracteres)

Validación

Para confirmar su petición, y por motivos de seguridad, haga click en el checkbox de seguridad de abajo



He leído y acepto los términos y condiciones de uso