Me molestan los ruidos cotidianos

30 de Enero de 2013 | 97 Comentarios

Soy madre de tres hijos y desde la adolescencia empecé a notar molestias en los ruidos cotidianos, mi madre batiendo un huevo y cuando me casé el cepillado de dientes de mi marido. También con gente extraña, como respirar y comer. Ahora a mi hijo mayor de 14 años veo que le sucede lo mismo, se altera mucho y su irritación va en aumento. Se siente mal y está ansioso. No quiere hablar mucho del tema conmigo. Como yo sufro de lo mismo, sé lo que está pasando y me gustaría saber más para ayudar. Me he informado de la misofonía. Sé que en la familia hay más casos con diferentes grados. Muchas gracias.

Responde: Cecilia Salamanca

La misofonía o también conocida como síndrome de sensibilidad selectiva al sonido (4S) es un tipo de hipersensibilidad al sonido. Es un trastorno neurológico que se caracteriza por experiencias negativas resultado de sonidos específicos. El hecho de escuchar algún tipo de sonido concreto provoca reacciones extremas, irritabilidad, rabia y ansiedad.

Las personas que lo padecen optan por camuflar los ruidos que provocan el malestar con música, por el contrario otras procuran evitar los ruidos que les resultan desagradables. Cuando el grado de malestar es muy elevado las consecuencias de padecer 4S pueden ser graves, ya que la persona evita tener relaciones sociales y tender al aislamiento, ya que pueden llegar a mostrarse desagradables y muy susceptibles de cara a los demás.

Acudir a un especialista es muy importante, sobre todo para detectar su gravedad. Existen diferentes grados de 4S, para su correcta evaluación y estimación de la gravedad los especialistas utilizan una escala de activación de la misofonía (MAS-1) en la que se distinguen 11 niveles. El diagnóstico se hace en base a la evaluación de los sentimientos experimentados por el sujeto cuando se expone a sonidos específicos.

El médico os puede recomendar el mejor tratamiento para ambos. La misofonía parece no tener cura por el momento, pero la terapia cognitivo conductual o la terapia de reentrenamiento en tinnitus pueden hacer que aumentéis la tolerancia a determinados ruidos, haciendo que desaparezcan los sentimientos desagradables. El uso de tapones también puede ser una solución para que la ansiedad descienda, siempre bajo la supervisión de un especialista y el tratamiento adecuado ya que el uso excesivo de los mismos puede aumentar la sensibilidad a ciertos ruidos. Habla con tus familiares que también lo padecen, puede que hayan encontrado soluciones alternativas que puedan serviros de ayuda.

Entrada relacionada: Sensibilidad auditiva o hiperacusia

Introducir comentario


*
*
*
(máximo 700 caracteres)

Validación

Para confirmar su petición, y por motivos de seguridad, haga click en el checkbox de seguridad de abajo



He leído y acepto los términos y condiciones de uso

Comentarios


Comentario de simone

06/01/2016

Buenas tardes, a mi me sucede que desde bien pequeño, me irrita y me llena de rabia el sonido de la voz de mi madre, no es el contexto de lo que esté diciendo, puede ser algo positivo, que me irrita, y me pongo muy enfadado, no se por que será, también me ocurre con mi tía, la hermana de mi madre, es como cuando alguien raya con una tiza una pizarra y la gente se estremece, pues a mi me ocurre con la voz de mi madre y mi tía, estoy pasando un infierno. Necesito ayuda, gracias.

06/01/2016


Comentario de Lourdes Gonzalez

12/09/2015

Era una chica normal Tengo once anos undia cambio todos todo minimo ruido los oigo pre al punto de dolor.hasta caminar lo escho como esploxiones.no puedo pensar en nada todo asido normal.los doctores no encuentran nada.pero me cuerdo a verme montado en lamontana rusa varias veces me pregunto te dra algo que ver es desesperante.

12/09/2015


Comentario de laura

14/08/2015

He leído todo los comentarios y me he reconocido en varios de ellos.Yo me he preguntado si el problema de intolerancia a ciertos ruidos radica en mi misma o si es causado por la mala educación de gente ruidosa y sin ninguna consideración hacia los demás.He llegado a la conclusión de que es una mescla de las dos cosas ya que siempre he tenido intolerancia hacia algunos ruidos como por ejemplo los chillidos agudos de un niño, una alarma que no para de sonar, una moto trucada etc...en general ruidos fuertes y/o continuos que no puedo controlar, en cambio los ruidos mas suavas como de masticar o comer de otras personas como comentan muchos aquí, no me molestan.Hace 10 años me mudé a Tenerife pensando poder vivir en tranquilidad en un clima bondadoso.Yo soy de una cuidad grande en un país frio del norte de europa.Compre un chalecito en un pueblo alegado de la costa para evitar el típico bullicio de los sitios turísticos. Menuda equivocación que cometi! Las casas están tan mal constuidas que cuando habla el vecino es como estaría en tu salón y la gente habla aquí a gritos!Cuando un niño pega un salto dos adosados mas lejos, retumba en mi casa como si estaría dentro.Todos tienen perros, uno, dos, tres y hasta 4 por casa! No paran de ladrar y es un infierno continuo algunos dias.Varios vecinos han alquilado o vendido sus casas porque no pueden mas con los ladridos.En la casa que tengo al lado se mudaron una familia de nula educación.La mujer se ponía a cantar a gritos todos los días tanto dentro como en el jardín, desde que se levantaba hasta que se acostaba. Cuando le llame latencion me dijo que si no me gustaba que me mudara a una villa! Le respondi que vivía en una comunidad con reglas establecidas y debería de respetarlas.A lo que ella me respondio que también había perros ladrando, le dije que los perros eran animales y que ella era una persona y debería de tener algo mas de sentido común y educación que un animal.Ahora ya no canta porque se dio cuenta de que a parte de los perros ladrando nadie hace ruido en la comunidad con canticos o musica.Por venganza ahora se pone a dar portazos fuertísimos por la noche que te despiertan de un golpe, dejan caer la tapa del bater con fuerza, dejan caer objetos al suelo enfin...tanto ella como su hijo se la ingenian para fastidiar como pueden.A falta de no poder dormir me estrese tanto que tengo problemas de tiroides y tuve otro problema grave de salud porque mis defensas bajaron.Me marchare pronto de aquí y os digo una cosa; puede que padezcas de misofonia en algún grado pero yo estoy segurísima de que gran parte de las personas que comentan aquí son totalmente normales o solo lo padecen en un grado leve, es la sociedad psycopata y ruidosa llena de gente maleducada sin ningún respeto por los demás y que creen que ellos tienen todos los derechos y los demas ninguno,ni siqiuera poder descansar 6 horas por la noche,que crea el problema y España se lleva el segundo puesto en país mas ruidoso del mundo; como quereis estar bien, por Dios!
Animo a tod@s y lo que he aprendido es hablar primero y si eso no surte efecto, pues hacerles lo mismo que ellos os hacen a vosotros; dar unos fuertes portazos a la hora que ellos estén dormidos por ejemplo, te desahogas por lo menos sino te enfermas y llorar no sirve de nada.Esto con los que molestan por mala educación, claro, otros ruidos como un niño que llora no se puede evitar y aunque pueda molestar el ruido no se hace por mala leche o mala educación.
Un saludo

14/08/2015